River fue mas que Huracán

Primera 05/04/2016
River venció a Huracán por 4 a 0. En la primera fecha del Metropolitano
Ampliar
Triunfo de River

Había llegado el día de la verdad para el elenco dirigido por Mauricio Galvani, era la hora de salir a la pista a demostrar que todo el esfuerzo realizado en la pretemporada había valido la pena. Se sabía de antemano que el primer partido de la temporada no iba a ser para nada sencillo, ya que, en frente estaba el multicampeón Huracán, que llegaba al Monumental con el objetivo de llevarse los tres puntos.

Para River era una especie de revancha este partido, ya que, hace una semana Huracán se había quedado con el partido de la Copa Geba por un apretado y hasta inmerecido 5-4. Pero, esto era otra cosa, aca arrancaba la temporada oficial y había tres puntos vitales en juego.

Como lo habían anticipado en la previa Ezequiel Lillo y Facundo Famelli, las dos caras nuevas del conjunto Millonario, la clave del partido iba a estar en la marca y allí fue donde los locales hicieron la diferencia. Los riverplatenses salieron decididos desde el pitazo inicial, con una gran intensidad de juego, una sólida defensa y agresividad en el ataque, los locales fueron superiores a lo largo de todo el partido, pero el gol se iba a hacer desear.

A Huracán se lo vio algo desordenado en el arranque, nunca pudo ser superior a un River muy bien plantado, que mereció algo más pero que no pudo quebrar el cero al menos en la primera mitad.

En el complemento el juego ganó en intensidad, el Globo inquietó un poquito más en el arranque pero no pudo superar la resistencia de Martín Szeinfain, el 1 riverplatense. Con el correr de los minutos los dirigidos por Pichu Galvani volvieron a la carga y sacudieron el palo quemero en dos ocasiones.

River apretaba, iba y merecía mucho más pero el gol no llegaba. Hasta que, a los catorce minutos de juego Matías Pinto sacó un potente remate de larga distancia, Nahuel Saldaña la desvió en el camino y puso el merecido 1-0. Lejos de relajarse los locales siguieron muy metidos y dos minutos más tarde lograron aumentar la diferencia gracias a un libre de Ezequiel Lillo.

Con el 2-0 el encuentro ganó en temperatura. El Globo, herido en su orgullo, salió decidido a buscar el descuento, pero lejos de mostrar su mejor juego se dedicó mucho más a pelear que a jugar, cosa que le vino como anillo al dedo a nuestros muchachos que de contra terminaron de liquidar la historia.

Para el final solo quedó el doblete de Facundo Famelli, para destrozar las ilusiones quemeras y poner el definitivo 4-0 con el que River se comió al Globo.

Te puede interesar